Salud

Tiempos de reconstrucción: Atención con la salud física y psicológica

31views

Han sido tiempos difíciles para nuestro país. Los incendios forestales no han dado tregua, trayendo consigo contaminación y destrucción. Atendida la emergencia, es importante cuidar la salud en el momento de volver a ponerse de pie

Una lamentable tendencia que se ha dado en casi cada verano de los últimos años son los incendios forestales que asolan la zona central. Incendios que causan pérdidas irreparables para un sinfín de familias en el país.

Sin embargo, pasada la pérdida, comienza la reconstrucción. En ese momento es importante que las personas pongan atención tanto a su bienestar físico como psicológico, cuidando la salud que puede haberse visto dañada durante la emergencia o en los días posteriores.

Lesiones más comunes

Si se van a realizar tareas de limpieza de espacios, si bien son elementos escasos, ojalá las personas puedan protegerse el cuerpo con gafas, zapatos, cascos y guantes. La doctora Lorena Giannoni, médica general con formación en Endocrinología de Nueva Clínica Cordillera, alerta que “en estas labores en zonas afectadas, se pueden encontrar objetos afilados, estructuras inestables o materiales tóxicos desperdigados, que pueden provocar lesiones o afectar la salud”. 

Ante una torcedura o esguince, es recomendable poner en reposo la extremidad comprometida y comprimirla con algún vendaje, además de aplicar frío, sostiene la especialista. 

Añade que, si se trata de una herida o corte, es importante lavarlo con agua y jabón, apretando para detener el sangramiento. Y ojalá se pueda aplicar un desinfectante y un vendaje que no se adhiera a la piel comprometida.

“De todas maneras, si se tiene dudas de la gravedad de la lesión, o esta compromete a niños, adultos mayores o enfermos crónicos, es mejor buscar ayuda con un especialista y acudir a urgencias, donde podrán darle una solución más efectiva y profesional al problema, minimizando riesgos posteriores”, comenta la doctora Giannoni.

Falta de insumos básicos

En situaciones de tragedia, también está la alerta de una crisis sanitaria que pueda producirse con la propagación de enfermedades propias de la falta de servicios básicos, agua potable, principalmente. Así cómo el desplazamiento de personas en malas condiciones de salud y abrigo.

Tanto el consumo de alimentos en mal estado como la falta de agua potable pueden provocar problemas gastrointestinales. Mientras que, en casos más extremos, los golpes de calor o la deshidratación pueden comprometer gravemente el bienestar de las personas.

“Afecciones respiratorias -derivadas de la inhalación de partículas contaminantes y dióxido de carbono-, enfermedades de la piel, molestias oculares e insolaciones son parte del abanico de enfermedades con que pueden encontrarse las familias afectadas por la tragedia”, precisa la doctora Lorena Giannoni, de Nueva Clínica Cordillera. “Todas ellas son motivo de consulta a los servicios de salud, desde donde estamos haciendo un esfuerzo extra por atender el gran flujo de consultas que ha generado la tragedia”, añade. 

Bienestar para salir adelante

Aún en medio de la superación de la emergencia, no debe perderse de vista el estado emocional y la salud mental de quienes han sufrido esta catástrofe, comenta la especialista. Sostiene que debe respetarse el tiempo de duelo de cada persona, ya que el proceso de aceptación y superación de la pérdida es personal: “Además de las vidas de los seres queridos, se hace más evidente la aflicción de quienes quedaron sin hogar y sin pertenencias; pero no hay que olvidar que también existe el dolor por la pérdida inmaterial: recuerdos, el barrio, el jardín, etc.”

A su juicio, si bien no siempre la salud mental se prioriza en una emergencia, es parte fundamental del bienestar necesario para superar una crisis: “Contar con apoyo profesional para enfrentar este duro proceso que vivimos es una herramienta valiosa para la recuperación y la resiliencia. Por ello, los profesionales de la salud, como parte de la comunidad, ponemos nuestro conocimiento al servicio de quienes lo necesiten para apoyarse, construir aprendizajes y comenzar a superar de un desafío que hoy requiere el esfuerzo mancomunado de todos para ayudar a quienes han sufrido esta gran pérdida”, concluye la doctora Lorena Giannoni, médica general con formación en Endocrinología de Nueva Clínica Cordillera.

Leave a Response